La filosofía del YOGA EN LA EDUCACIÓN nace del cruce entre el yoga tradicional y el sistema educativo actual, como respuesta a una demanda colectiva. En una enseñanza hiper-intelectualizada, el yoga brinda herramientas milenarias que desarrollan el conocimiento personal y las potencialidades del ser humano de forma integral, tomando en cuenta la interdependencia entre cuerpo, mente, emociones y sensaciones.

El objetivo es el bienestar del alumno y del enseñante, como fundamento para mejorar la calidad del aprendizaje. Los profesores se enfrentan a un nuevo curso escolar, y algunos lo hacen con un ánimo algo bajo. Muchos de ellos arrastran uno de los problemas psicosociales más acuciantes en el mundo laboral hoy día: El “burn-out” o síndrome de quemarse por el trabajo. Año tras año el profesor vuelve a las clases y no espera recibir mucho aliciente de ellas porque sabe que encontrará otra vez a los alumnos con diferentes nombres que el año anterior, pero en el fondo con las mismas caras. Unas caras que reflejan emociones poco entusiastas: aburrimiento, apatía, ira, agresividad, y es que, ¿Las nuevas generaciones son así o los profesores las ven así? ¿Qué es lo que está ocurriendo realmente en las aulas?
Se dice a niños y jóvenes: ¡¡Presten Atención!! Pero no se les enseña a concentrarse y, en cambio, tienen una gran necesidad de ello, puesto que están atraídos por una red de estímulos venidos de todas partes que les empuja a dispersarse.

 

 

El Yoga es llevado al aula, no como un tema en sí mismo, sino como un elemento interdisciplinario que puede introducirse en el transcurso de las clases normales. Por lo tanto, ofrece al alumno una nueva herramienta que puede ayudar al proceso de aprendizaje, y al mismo tiempo proporciona al maestro una estrategia de apoyo.

 

Yoga para la educación del Siglo XXI

Yoga para la educación del Siglo XXI

Para favorecer la atención y la concentración,  los enseñantes formados en las técnicas de yoga en la educación introducen en sus clases breves sesiones de yoga adaptado al contexto escolar y a las edades de sus estudiantes, sentados o de pie, entre mesas y sillas. Estas breves pero potentes sesiones, promueven una mejor gestión de su energía y aprovechamiento de sus recursos, ayudándoles a concentrarse cuando están cansados o a calmarse cuando están nerviosos. Los ejercicios se adaptan a todas las actividades de la vida, a todas las materias que se enseñan, desde la educación infantil hasta la universidad.
A finales del siglo XX, la UNESCO nombra una comisión internacional para que estudie y edite un informe sobre la educación para el siglo XXI. La propuesta se enfoca en una nueva concepción más amplia de la educación, en donde esta debería llevar a cada persona a descubrir, despertar e incrementar su creatividad, y no a todo lo contrario…seres autómatas que cada vez más pierden las ganas y el interés por aprender, carentes de valores y de contacto consigo mismo y lo que les rodea.

 

Esta nueva visión supone trascender la educación percibida como la vía obligada para obtener determinados resultados (experiencia práctica y adquisición de capacidades diversas, sobretodo con  fines de carácter económico), para considerar su función en toda su plenitud: La realización de la persona , toda ella, aprender a ser, aprender a conocer aprender a hacer y  aprender a convivir. Es en este recorrido donde la educación se cruza con el yoga en pleno siglo XXI, el objetivo de la enseñanza va más allá del “enseñar” (del latín insignare, compuesto de in (en) y signare (señalar), lo que implica brindar una orientación sobre qué camino a seguir, debe también “educar” (del latín ex – ducere (sacar fuera), ¿Qué sacar?

Hacer salir lo mejor de cada uno

En Club Lia, comprometido con alcanzar el máximo potencial de cada alumno, ha integrado a sus actividades de Club Lia Kinder el ejercicio del yoga, con posiciones y explicaciones asesorados por los maestros José Ramón y María y se pone a la disposición de los colegios y maestros, para realizar estos ejercicios sin necesidad de ser expertos. Disfrútenlo!

 

Lalo y Lia Haciendo Yoga en el parque de la playa…

 

 

 

 

 

 

 

José Ramón es maestro de yoga titulado en España con mas de 20 años de experiencia. Miembro de la asociación ​RYE España (Research for Yoga in Education), donde frecuentemente se actualiza sobre la investigación del Yoga en la Educación. Enseña y fomenta un yoga auténtico y curativo, sin mezclas ni pretensiones. Se especializa en yoga terapia, meditación, medicina energética y plantas medicinales. Es asesor de yoga para el Sistema Educativo LIA e imparte clases de capacitación de Yoga en la Escuela para maestros de primaria y secundaria de Baja California. Si quieres saber más, visita su página web: www.santhosa.es

María es maestra y terapeuta reiki, bailarina y yogini.  Su experiencia incluye el trabajar con personas que enfrentan retos de salud y de vida. Ha colaborado con diversas instituciones tales como el hospital infantil de las californias, el hospital Castro-Limón y la aldea infantil SOS en Tijuana, entre otras. Ella cree firmemente en las capacidades curativas del yoga, la danza y el reiki y se siente muy afortunada de poder ayudar a mucha gente a sanar y a mejorar a través de estas terapias.  Así mismo, promueve con fervor los beneficios que aporta el Yoga en la Educación de hoy, y el enorme impacto positivo que puede generar en la comunidad del mañana. www.kinatya.com

Recent Posts

Leave a Comment