Por: Arlen Becerra López
Coach Académico Lia.

En los últimos años han surgido un sin fin de nuevas tendencias y modelos pedagógicos con el fin de ir adaptando la práctica
docente a la realidad que están viviendo los alumnos en las escuelas, hoy en día podemos encontrar desde modelos totalmente
tradicionalistas hasta los más progresistas en donde han sacado al lápiz y al papel de las aulas.

Cada docente trabaja con el modelo que la escuela elija y en algunos de los casos; los más afortunados desde mi punto de vista,
con los que realmente satisfacen las necesidades de sus estudiantes, algunos se ponen de moda y después son sustituidos por
otros más novedosos o más fáciles de aplicar.

Es en el modelo SAMR en el que presto mi atención , ya que actualmente en México muchas de las escuelas están enfocando
sus esfuerzos en lograr que sus maestros lo apliquen en su aula, numerosas propuestas ha surgido y se han integrado a la práctica
diaria, hoy por hoy escuelas se promueven como escuelas tecnológicas y anuncian a sus docentes como altamente tecnológicos,
pero ¿Es realidad esto?

Rubén Puentedura plantea un modelo basado en 4 niveles desde la sustitución hasta la redefinición, parece un modelo simple,
pero es una herramienta poderosa para ver realmente el grado de integración de las TIC en las actividades educativas, y si realmente
aprovechamos al máximo las nuevas tecnologías o nos quedamos en un uso cómodo de ellas.

En el primer nivel está la sustitución en donde la tecnología es utilizada para hacer lo mismo que hacíamos antes, solo que a través de las herramientas digitales;
es en este punto en donde a través de la observación muchas de las escuelas se encuentran,  si bien tienen aulas totalmente equipadas con proyectores,
pizarrones electrónicos, tablets y todo lo que podamos imaginar,  en la realidad lo que los maestros unico que estan haciendo es sustituir a los libros de texto
por modelos educativos digitales, ya que estos te proveen de todo lo necesario para realizar tu clase, ofrecen una planeación meticulosa de los contenidos, te ofrecen  los recursos como videos,
lecturas, actividades, hasta exámenes ya listos y preparados solo para aplicar, te dan un paso a paso de qué y cómo  llevar tu clase, y son buenos ya que están diseñados para que funcionen,
pero la reflexión va hacia el maestro, SAMR es una metodología cuyo fin es llevar al maestro a la redefinición, que es donde las tareas asignadas sólo pueden lograrse a través del uso de la tecnología,
su punto final es que el docente sea el creador de las estrategias didácticas digitales, que el pueda planear y organizar su trabajo en base a sus ritmos y tiempos, que sea capaz de diseñar experiencias
de aprendizaje apoyados de metodologías o modelos, pero siempre desafiandose en el lograr que las actividades sean creadas y evaluadas por ellos y por ende de ser innovadoras para sus alumnos.

La creatividad debe ser el motor del aula, pero debe iniciar por el docente debe conocer y saber aplicar las tecnologías del aprendizaje y conocimiento para lograr transformar realmente su práctica,
Puentedura explica que debemos a ir desde la sustitución, la ampliación, la modificación hasta llegar a la redefinición, es decir en donde el maestro sea el creador las estrategias que aplique en su aula.

 

 

 

En  la plataforma LIA ofrecemos al docente la oportunidad de lograr esto ya que está diseñada para desarrollar habilidades
y cultura digital, permite el diseño y construcción de clases, tareas y proyectos que vinculan las herramientas digitales y no digitales,
así como complementar el uso de todos los recursos y estrategias en la enseñanza, además permite la incorporación de éstas en
cualquier momento de tu planeación de sesión, proyecto, tarea, etc.

 

 

Estamos comprometidos en ayudar al maestro en su tarea educativa dándoles la herramienta de trabajo pero también la libertad de trabajarla
en el momento que ellos decidan, esta es nuestra finalidad, ser un apoyo más no un paso a paso de tu quehacer educativo; el reto es re definirnos
como docentes, aventuremonos pues este camino de transformación.
No hay nada escrito…., la educación del futuro se está escribiendo ahora y tenemos el privilegio junto con nuestros alumnos de ser los actores y
escribir la historia.

 

 

 

Por: Arlen Becerra López, Coach Académico Lia.

Recent Posts

Leave a Comment