Desde el principio de los tiempos, el ser humano ha tenido la necesidad de transmitir conocimientos, siempre buscando el aportar al otro, desde la tradición oral, la aparición de la escritura y la escuela tradicional, hasta los últimos días en la era digital el educar ha sido tarea de grandes pensadores comprometidos al cambio.

Hoy en día se habla mucho de los “nuevos alumnos” y como estos aprenden, muchos de nosotros fuimos educados en la escuela en donde el maestro se encargaba de transmitir el conocimiento, aplicarlo y evaluarlo, siempre utilizando la misma fórmula: ¿lo entendieron?, ¿Quedó claro?, ¿Alguna duda?; Y la clase al unísono respondía: ¡Si maestra!, ¿cuantos de nosotros contestamos esas mismas preguntas sin tener idea de lo que había tratado la clase?, y al momento de la tarea o de la evaluación seguíamos con la misma nube mental, suerte teníamos si llegábamos a tener un hermano mayor que estuviera dispuesto a disipar nuestra duda.

Los educadores en muchos de los casos encuentran dificultades para utilizar herramientas innovadoras, se quejan de que los alumnos de hoy son inquietos, desconcentrados, impulsivos y se aburren con facilidad, pero poco hacen para transmitir los conocimientos de una forma diferente. Los alumnos de hoy aprenden  a través de la tecnología por que nacieron con ella, dependen de ella y no visualizan el mundo sin ella.

Si bien la educación de hoy ha tenido cambios significativos en contenidos más apegados a las necesidades del alumno,  los educadores en muchos de los casos encuentran dificultades para utilizar herramientas innovadoras, se quejan de que los alumnos de hoy son inquietos, desconcentrados, impulsivos y se aburren con facilidad, pero poco hacen para transmitir los conocimientos de una forma diferente. Los alumnos de hoy aprenden  a través de la tecnología por que nacieron con ella, dependen de ella y no visualizan el mundo sin ella. Es por eso que como educadores tenemos el compromiso de buscar alternativas y así,  llegar a ellos de la forma en la que ellos ven el mundo, y una de ellas son los tutoriales; ¿cuantos de nuestros hijos se pasan horas enteras viendo videos de otros niños realizando tutoriales y después poniendo en práctica lo aprendido?, ¿entonces por qué no los trasladamos al salón de clases?

 

Un tutorial es un neologismo de origen inglés, es un método de transferir conocimiento, que conduce al usuario a través de las características y funciones más importantes de cosas como aplicaciones de software, dispositivos de hardware, procesos, diseños de sistema y lenguajes de programación.

Un tutorial es una guía paso a paso para realizar específicamente una tarea y sólo esa tarea, es diferente a un manual ya que el manual pretende mostrar un programa completo.

El tutorial se ha utilizado recientemente, pero además de ser solo una guía de pasos, se han desarrollado videos interactivos para mostrar la ejecución de cada uno de los pasos para realizar determinada tarea.

¿Qué me ofrece un tutorial?, sin duda es un medio para transmitir el conocimiento, pero también es una forma de humanizarlo, éste permite que el alumno repita la lección cuantas veces sea necesario, él mide su propio aprendizaje y puede retomar la clase en cualquier momento del ciclo escolar, así mismo, el docente puede atender a las formas de aprendizaje naturales, visual, auditiva y quinestésica, es mejor escuchar y ver, que solo ver o que solo escuchar, entre más sentidos utilices en el proceso de enseñanza, el proceso de aprendizaje se dará de mejor forma. Lo visto queda más en la memoria que lo escuchado, pero si se escucha y se ve, la comprensión de ese conocimiento es perdurable.

Además, nos brinda la oportunidad como docentes de planear objetivos más claros, analizar la información y apoyarnos con recursos digitales, ya que son adaptativos, interactivos y flexibles. El apoyarnos en las TIC ya no es una opción, es una necesidad, el mundo está cambiando y debemos cambiar con él, debemos desafiarnos como maestros y empezar a generar y compartir estas estrategias novedosas, alcanzando no solo a nuestra clase, si no a un número inimaginable de personas que podrían tener acceso a ellos. Imagina que tu tutorial sea visto por niños en otra escuela, otra ciudad u otro país.

En Sistema LIA estamos comprometidos en transformar las formas en las que se educa, buscamos calidad de educación, creemos fielmente en que los grandes cambios  empiezan por pequeñas acciones, empecemos por llegar a ellos a través de los medios que tanto les gusta, hagamos de la escuela un espacio de interacción, en donde los saberes estén en movimiento, que se transformen, que sean experiencias de aprendizaje, en las que ellos estén involucrados, apropiémonos de la tecnología, abramos la ventana al futuro, porque éste ya está aquí.

 

Por: Mtra. Arlen Becerra.
Coach Académico Club LIA

Recent Posts

Leave a Comment