A menos de dos meses del 2020, la tecnología está cada vez más involucrada en las aulas, y ese interés ha generado que las compañías y los desarrolladores, se preocupen en crear productos diseñados para mejorar la educación y ayudar a los docentes a ser más innovadores. 

Las nuevas tecnologías como la inteligencia artificial, la realidad virtual, la creación de softwares educativos y las plataformas de aprendizaje como la nuestra, no solo están cambiando la mentalidad de los estudiantes, sino que están incentivando a los educadores a pensar diferente, creando cambios en los enfoques de enseñanza y remodelando inclusive las aulas.

Con la afluencia de los nuevos modelos de aprendizaje disponibles, los métodos educativos tradicionales seguramente evolucionarán en la próxima década. Pero para tener una mejor idea de hacia dónde se dirigen las cosas, Club LIA ha examinado más de cerca el papel de la tecnología en el campo de la educación y los cambios que se vivirán en las aulas a futuro: 

La tecnología incentiva modelos de aprendizaje más independientes y personalizados.

Cada estudiante aprende de manera diferente, y la tecnología permite que los docentes se adapten más fácilmente a estilos de aprendizaje distintos.

Tecnologías como Club LIA, ofrecen a las escuelas la posibilidad de trabajar con diferentes herramientas en donde cada estudiante aprenda con su propio estilo de aprendizaje, creando, programando…avanzando a su ritmo mientras refuerza los conocimientos que aprendió en clase de manera divertida e independiente. 

Las plataformas de aprendizaje y el software lúdico se están rápidamente convirtiendo en un complemento para los libros de texto en las aulas, en el caso de los alumnos usuarios de Club LIA, hoy vemos como nuestros estudiantes “consumidores de tecnología”, dejan de ser solo eso y pasan a ser los nuevos “creadores de tecnología”.

La tecnología está cambiando la forma de educar.

La tecnología hoy nos facilita la búsqueda de cualquier tipo de información en Google o bien resolver de manera rápida un problema matemático, o escribir correctamente una palabra… por esa razón, los educadores debemos ocuparnos más en ofrecer a los estudiantes, las herramientas que en realidad serán indispensables para prosperar en una fuerza laboral que tendrá como ADN la tecnología.

Si bien, los modelos educativos tradicionales se centraron en proporcionar a los estudiantes las habilidades necesarias para convertirlos en trabajadores calificados, los profesores de hoy requieren estar más sensible a enseñar a los estudiantes cómo aprender por su cuenta y sin limitaciones.

El verdadero propósito de la educación es que el cerebro tenga poder con la información, la tecnología busca no sólo que los estudiantes aprendan a pensar, sino que aprendan a aprender y a ser críticos. 

Aunque la tecnología se integra cada vez más en las escuelas, los maestros seguirán siendo tan importantes como siempre.

La implementación de tecnología nunca podrá sustituir el papel de un docente en el aula; al contrario, lo hace aún más necesario.

La tecnología es importante, pero es solo un medio para lograr un fin, el verdadero reto está en  darles a los educadores la libertad y los conocimientos para usar estas herramientas de la mejor manera.

Entre más información tengan los profesores sobre el uso de tecnologías educativas, podrán orientar mejor a los estudiantes para los retos del futuro. Lo importante es escuchar a los maestros para establecer de qué forma la tecnología puede ayudarles en el aula.

A pesar del uso de la tecnología, hay cosas que no desaparecen.

La tecnología definitivamente contribuye a mejorar la educación, y cuando se implementa correctamente, tiene un impacto positivo en el aprendizaje de los estudiantes.

El beneficio de la tecnología en el aula está en la forma en la que se usa. La innovación tecnológica puede ser el mejor aliado y un activo increíble cuando se combina con buenas relaciones interpersonales, educadores reflexivos, programas de calidad, libros con contenido atractivo, materiales físicos que inviten al desarrollo de la imaginación. 

La verdadera historia del futuro de la educación se centrará en cómo los educadores estructuran los contenidos a aprender y el cómo dirigen sus aulas.

Si quieres transformar la educación a través del buen uso de la tecnología, no dudes en escribir a info@clublia.com

Recommended Posts

Leave a Comment